Alcázar De Las Murallas

Las murallas fueron concebidas con el fin de proteger a Cartagena de Indias de los continuos ataques que sufría. Su construcción se llevó a cabo en etapas, comenzando en 1586 Bautista Antonelli, un ingeniero italiano al servicio de la Corona Española. Luego vendría en 1608 Cristóbal de Roda, quien fortificaría casi toda la parte de la ciudad que da al mar abierto.

De 1631 a 1633 le tocaría el turno a Francisco de Murga fortificando todo el barrio de Getsemaní. En 1669 al ingeniero Juan Betín le tocó la tarea de reparar las murallas destruidas por el mar en 1669. Las murallas fueron objeto de continuos embates por parte del mar y un reciente ataque del Barón de Pointis para que nuevamente Don Juan de Herrera y Sotomayor reinicie reparaciones. El Virrey de Villalonga ordena a Herrera construir cajones submarinos formando una escollera frente a las murallas destruidas, en 1721. Otra escollera habría de ser construida en el trayecto comprendido entre la Punta Icacos (cerca al actual Hotel Caribe) y Tierrabomba por Antonio de Arévalo, el ingeniero de más renombre que haya trabajado en la ciudad. En 1796 se terminarían las obras del centro de la ciudad.

 

Vacaciones al Eje Cafetero

Ubicado en los departamentos de Quindío, Risaralda y Caldas, el Eje Cafetero es una región mágica de colorida Arquitectura y prósperas haciendas, perfectamente acondicionadas para poner al turista en contacto con la Naturaleza. Posee un clima agradable y una topografía de suaves colinas sembradas de cafetales.

Como el famoso Juan Valdés, los campesinos de la zona han desarrollado las mejores técnicas de cultivo, recolección y procesamiento del café y han conservado la forma de vida y las tradiciones de los primeros colonos antioqueños. Los amantes de la naturaleza y de los negocios vinculados al sector agropecuario y agroindustrial encontrarán en las haciendas cómodos alojamientos y lo más exclusivo de la gastronomía de la región, así como planes de caminatas por los cafetales, cabalgatas y visitas a los pueblos cercanos.Práctica de deportes para todos los gustos, desde aquellos más relajados hasta el turismo extremo y de aventura. Se ofrecen varias opciones como Canopi, balsaje, aguas termales, parapente, cabalgatas, pesca deportiva, kayaking – rafting. La excelente red vial de que dispone esta región permite a sus visitantes recorrer con mucha facilidad los tres departamentos que conforman la región y disfrutar de múltiples opciones para disfrutar: ecoturismo; turismo de aventura; compras, naturaleza mágica y descanso.  Disfruta del siguiente video para que te enamores de Quindio y sus cercanias. Ver Video

 

Parques Temáticos

  • Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria, Panaca: En este lugar único en América, chicos y grandes, de manera didáctica y muy entretenida, logran un verdadero acercamiento a la naturaleza, y particularmente a los animales, al participar en todas las faenas del campo. La cercanía a los animales y la convivencia con ellos es súper emocionante e ilustrativo y sus shows muy divertidos.
  • Parque Nacional del Café: Allí se encuentran entre otros atractivos el Museo de la Cultura Cafetera, donde se observa el proceso de procesamiento del grano hasta saborear un delicioso café colombiano; una réplica de la ciudad colonial, magníficos espectáculos de baile y música autóctonas, vista panorámica desde el teleférico de un paisaje indescriptiblemente bello y diversos juegos mecánicos.

                

5 Destinos Para Tu Luna De Miel

¿Aún no decides el destino para tu luna de miel? Pues hemos investigado para predecir los 5 lugares del mundo que este año estarán en boca de todos. Te aseguramos que estos rumbos serán ideales para una romántica y moderna Luna de Miel.

1. Alaska, EE.UU.: Viaje perfecto para hacer en crucero, pero sin olvidarse de reservar un tiempo para pasar en tierra. Salvaje, este estado de EE.UU. es demasiado increíble para sólo experimentarlo desde el agua. Picos nevados, parques kilométricos de glaciares y una naturaleza inmaculada para explorar en avioneta, kayak, mountain bike o caminata guiada.

2. Bahía, Brasil: Este país sudamericano es sinónimo de escapadas a playas sensuales. Los locales cuentan que prefieren Bahía a la más conocida Ipanema. Con playas tranquilas, enclaves de pesca, villa de artesanos para pasear y un relajante estilo colonial. Podrás hospedarte en el hotel Uxua Casa, el cual posee un diseño encantador, y además, tomar clases personales de capoeira con tu pareja.

3. Península de Samaná, República Dominicana: Para aquellos que buscan destinos más amigables a sus presupuestos. Hace años que los recién casados desembarcan en Punta Cana, pero una opción más original es la Península de Samaná. De igual belleza natural, este intrépido viaje incluye delicioso café, sensual chocolate, alegre Rum y exquisitos cigarros para el novio.

4. Seychelles: Mientras el océano Indico sigue avanzando y calentándose, este grupo de 115 islas, conocido como República de Seychelles, corre riesgo de quedar sumergido. Este es el momento de visitarlas y también de prestarles un poco de atención para salvar sus especies en extinción. Preparada para trasladarte entre islas, podrás maravillarte con sus reservas naturales, tanto sobre como bajo el agua.

5. Londres, Inglaterra: Si aún no has visitado esta clásica ciudad europea, este año es ideal para los amantes de la historia. Las fuertes inversiones en turismo debido a los próximos Juegos Olímpicos y al aniversario de los 60 años en el trono de la Reina, reciben con los brazos abiertos a los visitantes. En sus calles se siente el romanticismo de la población, que se encuentra expectante a las noticias del casamiento del Príncipe William y Kate Middleton. El 2011 te traerá mucho amor Real.

El Delfín rosado amazónico

El delfín rosado amazónico es el animal acuático más romántico que podamos imaginar. Incluso, podemos llegar a decir que su comportamiento sexual puede asemejarse en cierta manera al de los simios y seres humanos.
Al igual que algunos hombres utilizan ramos de flores para atraer a las mujeres, el macho de esta especie sudamericana recoge pedazos de madera, rocas o montones de lodo para captar la atención de las hembras.
El ritual es ofrecer a la hembra sus ofrendas, llevándolas en el pico y acercándose en posición vertical, muy cerca de la superficie, para después sumergirse rotando sobre su propio eje.
El objetivo es impresionar a la hembra y mostrarle sus cualidades, demostrándole que puede llegar a ser un gran padre. Si hay otros delfines cerca, se mostrará fuertemente agresivo frente a ellos, pero nunca entrará en una pelea en presencia de la hembra.
Los delfines rosados macho tienen ese color característico por la cicatrización de sus heridas debidas a enfrentamientos con otros machos. El tener un color más fuerte significa que se ha enfrentado en más oportunidades y con mayor intensidad a otros delfines, una señal de prestigio y distinción.

          

 

 

 

 

 

 

Jardín (Antioquia)

Desde Medellín, hay que dirigirse a la Terminal del Sur, y comprar un tiquete (buses salen cada hora en la mañana) a 16 mil pesos colombianos. Tres horas de viaje por una carretera sinuosa, lo llevarán por el río San Juan, y el Cerro de Tusa a la izquierda, una pirámide que pareciera la inspiración para la montaña detrás de Juan Valdez y la mula Conchita y finalmente a su destino final, el que se avista gracias a las torres de su iglesia que sobresalen por encima del resto del pueblo.

Iglesia de Jardín (Antioquia)
La plaza de Jardín está llena de mesas, sillas, bancas, rosas y fuentes. Al frente está la Iglesia, enorme, altísima, imponente en sus piedras oscuras con juntas blancas, que me contaron que fue construida con bloques de piedra dotados por todos los miembros de la comunidad. En aquella época, el sacerdote trazó las calles en cuadrícula y estableció que quería una iglesia barroca, así que como penitencia a los pecados de aquellos que llegaran a confesión, tendrían que llevar piedras a la iglesia para su construcción. A la derecha está la Casa Museo de la Cultura “César Moisés Rojas Peláez” con su historia y sus antigüedades. Por las calles que recorrí vi docenas de hoteles y posadas, cada una más adorable que la anterior: con sus corredores, sus begonias, sus patios y fuentes. Lugares para hospedarse es lo que sobra en Jardín, sobre todo porque no vi la cantidad de turistas y viajeros que he observado, por ejemplo, en Santa Fe de Antioquia.

Casa del Dulce de Mariela Arango Jaramillo
Una de las paradas obligatorias en Jardín es la Casa del Dulce, de Mariela Arango Jaramillo, a unas cuadras de la plaza. En esta casa tradicional hay una fábrica de mermeladas, dulces, bocadillos, jaleas, bombones, conservas y un yogurt natural con frutas que me contaron que estuvo delicioso. La dueña estaba atendiendo, y nos contó sobre la historia de la fábrica y cómo el negocio ha crecido. Yo probé la mermelada de pétalos de rosa, el arequipe de arracache, de cidra, de chocolate, de café, los bocadillos de uchuva, de mango, panderos, galletas y jalea y compré bocadillos y un dulce de gengibre maravilloso y picante. Lo mejor es almorzar y luego venir acá por el postre.

Boleto para viajar en La Garrucha
Con el botín en mano nos lanzamos a la aventura de la garrucha, un sistema de transporte por cable aéreo que para los citadinos nos pareció un metrocable con más adrenalina. Arriba hay una tiendita y bar, pero no está abierto en las tardes por lo general. Sin embargo, cuando llegamos veintitantos viajeros, aprovecharon la oportunidad comercial y la abrieron. La vista desde allá arriba es extensa, todo Jardín yace frente a uno, y atrás del pueblo se ven las montañas que serían el destino de la caminata el día siguiente a la Cueva del Esplendor.

Alto de las Flores, Jardín (Antioquia)
El recorrido para llegar a La Cueva del Esplendor es un espectáculo fabuloso, y la cueva se merece el nombre. Para llegar a ella se puede ir a caballo en un tour que se puede solicitar en el pueblo, o a pie por un camino de herradura con un guía.
Decidimos ir en carro hasta el Alto de las Flores, desde donde se divisó por primera vez Jardín y se decidió que sería un lindo lugar para un pueblo, y de ahí comenzamos el recorrido de 3 horas hasta la cueva. La primera parte es muy pendiente, pero después se nivela y uno puede disfrutar del paisaje mientras camina por una ruta muy bien mantenida. Cuando uno llega a un morrito con una casa grande en medio de ningún sitio es que ha llegado. A veces la señora tiene yogurt natural que vende a los viajeros: vale la pena preguntar. También alquila una habitación para dos personas, pregunten en el pueblo por esta posibilidad.
La bajada a la cueva es a través de rappel según me han contado otros: nosotros lo hicimos sin cuerdas, agarrados de las raíces, ramas y piedras a un lado de la quebrada. Se nota que es una conocida ruta para los locales, puesto que las ramas y raíces ya se ven despejadas de tierra y pulidas de tantas manos que las han usado para asirse de ellas. Unos pasos más y de pronto te encuentras frente a una enorme pared de piedra cubierta de musgo por donde corre el agua y más allá está la entrada a la cueva.

Cueva del Esplendor
La cueva consiste en una cámara excavada por las fuerzas hidráulicas de una cascada que a través del tiempo creó un boquete en el techo de la cueva y la atraviesa. Como sabemos, el agua transmite luz, así que la luz del sol entra a la cueva a través de la columna de agua que cae sobre una helada poza. A un costado hay una piedra grande desde donde una docena de niños y jóvenes se estaban lanzando en clavados, bombas y panzazos a la gélida agua para diversión del resto de nosotros.
Como nota graciosa, yo tomé muchas fotos, pero todas me salían con unas molestas manchas blancas. Limpiaba y limpiaba el lente y nada. De pronto un chispazo de genialidad cayó sobre mi y apagué el Flash. Santo remedio, fotos impecables

Camino de regreso
Una vez que uno sale de la poza, hay que regresar al morrito con la casa subiendo por la caída de agua. Por suerte la subida es más fácil que la bajada. Después seguir a la derecha, subir y subir hasta la parte más alta del recorrido. De esta segunda parte no tengo muchas observaciones y apenas una foto. Esta parte del viaje no es para ver paisaje, hay que estar pendiente de donde pone uno los pies para no torcerse los tobillos o caer, sobre todo si tienen la misma gracia natural con la que yo nací. A mi se me atravesó una piedra y la partí a punta de rodillazos, así que se imaginarán el ánimo con el que continué el camino. Cuando se ve la última cruz que marca la 12va estación del ViaCrucis considere que casi ha llegado. Dos horas y media a tres horas dura el decenso a buen paso, bajando una escarpada pendiente lo más rápido que me dejaban mi rodilla, el barro, la laja suelta y la lluvia. Finalmente llegamos a la calle que lleva hacia el pueblo y poco después la finca, donde una ducha caliente y ropa seca fueron la orden del día.
Al día siguiente con costos podía mover las piernas con sus músculos adoloridos y golpes. Pero, ¿Saben? Ya estoy planeando mi segunda ida a Jardín. Con caminata otra vez y todo.
El resto de las fotos y otros videos los pueden encontrar por acá.La foto panorámica de Jardín fue tomada y creada por Patton y la puede ver en maravillosa resolución haciendo click acá.

 

 

 

Caño Cristales

Muchos viajeros, expedicionarios y turistas que han conocido la Sierra de La Macarena, la definen como uno de los sitios más bellos del planeta. La naturaleza se impone a través de sus colores mágicos, la música del agua, flora y fauna incomparables. Caño Cristales es por su condición, un paraíso de tranquilidad.

Aves de bello plumaje y canto melodioso, vegetación exuberante, ríos de agua cristalina y pura y un paisaje que invita a soñar, señalan que esa parte de La Sierra de La Macarena es región de enorme interés para los investigadores. Y para turistas amantes de la paz que allí reina, de un paisaje como pocos en esta época de atentados a la vida silvestre, a las especies animales y vegetales que engalanan con su existencia el legado de la naturaleza. Ver las aves volar es un espectáculo pocas veces apreciado, al aire libre y en la libertad de su propio hábitat. Caño Cristales, a pesar de la devastación y el atropello de colonos y negociantes en madera que talan los árboles sin conciencia ambiental, aún es parte principal de la Reserva de flora y fauna de la Sierra de La Macarena.

En otras palabras, es el lugar donde confluyen todas las bellezas de nuestra geografía colombiana. Su futuro, por desgracia incierto, dependerá del clamor de los verdaderos defensores de ese imponente lugar, porque allí se recrea un ambiente silvestre que vale la pena conocer a fin de aumentar las voces de protesta en defensa de ese escenario de vida natural, atravesado por quebradas maravillosas, cascadas transparentes, riachuelos pintorescos y caídas de agua pocas veces apreciadas.

Las formaciones rocosas de la zona han atraído a muchos turistas, quienes de manera indiscriminada llegan hasta Caño Cristales. En muchos casos realizan una inusual forma de recreación basada en el irrespeto a la naturaleza. Invaden los lugares más bellos, inician quemas de árboles, dejan desperdicios por doquier, cazan animales en vías de extinción, etc. La Sierra de La Macarena debería estar más defendida por las autoridades ambientales. En este caso, por el Ministerio del Medio Ambiente.

LA SIERRA ENCANTADORA:
¿Por qué hay que conocer la Serranía? Su flora y fauna son únicas, dada la confluencia de una biodiversidad representada por especies vegetales y animales, propias de la región Andina, la Amazonia y la Orinoquia. Allí es fácil advertir la riqueza ornitológica, quizás la más importante del mundo. La Macarena es una impresionante reserva natural, creada en Colombia por efecto de una Ley de la República en 1948, para proteger la flora nativa y la fauna que existe a lo largo de 1\’131.350 hectáreas de extensión.

Es una gran cordillera que se extiende por más de 130 kilómetros de largo por 30 de ancho. En ese macizo montañoso, curiosamente se dan todas las formas de vida, desde bosques fríos, hasta selva húmeda tropical. Este hecho atrae a turistas de diversa índole: investigadores, excursionistas, fotógrafos y montañistas. Son muchas las personas que llegan allí para gozar de la belleza ambiental, relativamente resguardada contra múltiples atentados.

LOCALIZACION:

Ubicada en el suroriente del Departamento del Meta, es un vasto pedazo del territorio nacional y comprende municipios importantes como San Juan de Guaviare, La Macarena y Mesetas. Limita con importantes ríos como el Guayabero y el Ariari. Muchas y hermosas quebradas como la Curia, cañones, valles y una riqueza natural representada en árboles nativos, plantas exóticas y paisaje sobrecogedor, hacen de la Sierra La Macarena uno de los destinos turísticos más apreciados hoy en día.

Por su situación geográfica, la Sierra ofrece el espectáculo maravilloso de sus ríos y quebradas, de riachuelos de agua transparente, de caídas de agua que van adquiriendo nuevos y hermosos colores a su paso. Es como si en su recorrido se tiñera de caracteres cromáticos, para brindarle al turista el regocijo de ver agua de colores corriendo por la región. Los ríos Guayabero, Güejar y Duda atraviesan la Sierra y aproxima sus aguas hacia la Orinoquia. Este sistema fluvial se enriquece con quebradas, caños como los de Caño Canoas y Caño Cristal, de una belleza inigualable.

Con sobrada razón, Andrés Hurtado García, uno de los más fervientes defensores de la Colombia verde y natural, en una de sus crónicas dijo: …”Alguien me había descrito Caño Canoas. Desde entonces mis pies, con los cuales acaricio el mundo, hicieron la promesa. Hasta entonces Tipulo, en la casi frontera de Colom bia con Panamá, era en mis notas íntimas, la cascada más bella de Colombia.

Sobrevolé Canoas unas tres veces y mi adrenalina cósmica fue brotando en secreciones que no admitían espera. Partimos del pueblo de la Macarena, a orillas del Guayabero. Allí, Alfredo Quiroga, muchos años atrás, había desplegado para mis sueños, el embrujo de la Sierra. “Un sol despiadado, como lo preferimos de compañero y 50 kilos en cada morral, hicieron inolvidables los cuatro días de camino.

Al pasar saludamos en Caño Cristales a David y María, viejos amigos, y nos bañamos en los cinco colores del caño”.

EL PARQUE NACIONAL LA MACARENA:

Un centro de interés domina la vida de esta importante región del país. Se trata de la flora y la fauna que interesa a muchos. Existen pisos térmicos propios de la selva húmeda tropical, hasta suelos templados y fríos, aptos para el nacimiento de especies diversas y productos de alto valor: cacao, palmas, guayabos, zapotillos, algarrobos, etc. Desde el punto de vista faunístico, existe la chucha mantequera, o real, marsupiales, murciélagos, variadas especies de micos y primates, osos hormigueros, el perro de agua, cocodrilos, lagartos y muchos otros animales.

COMO LLEGAR:

Existen dos opciones para llegar hasta Caño Cristales y en general a todo el territorio de la Sierra La Macarena. Por vía terrestre, a través de un viaje que parte desde Villavicencio y que supone un gusto especial por recorrer caminos, observar paisajes diferentes, inmortalizar en video o en fotos, las imágenes que siempre habrá de recordar. La travesía se lleva a cabo dentro de los límites del gusto por la aventura. Por esta razón, nada mejor que viajar en grupos, en camperos fuertes y con el debido alistamiento, pues son ocho horas de recorrido.

La segunda alternativa es para quienes prefieren la vía aérea. Se viaja en avión monomotor de servicio público, que despega desde el aeropuerto de Villavicencio. Luego de una hora de vuelo, aterriza de manera agradable sobre el piso de la Sierra de La Macarena.

Islas Del Rosario

Cerca de la ciudad de Cartagena, en el Mar Caribe, se encuentra uno de los sitios más hermosos que el turista puede encontrar, las Islas del Rosario y de San Bernardo.
Estas Islas forman parte del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo.
Las aguas que rodean Las Islas del Rosario y de San Bernardo se caracterizan por su transparencia, lo cual permite apreciar a simple vista parte del colorido de su fauna y de sus arrecifes coralinos.
Las Islas del Rosario y de San Bernardo es un archipiélago formado por más de 40 pequeñas islas, el cual fue declarado Parque Nacional Natural con el fin de proteger los arrecifes coralinos y manglares que se encuentran dentro de él, que conforman uno de los más ricos ecosistemas marinos por la variedad de las especies de corales y especies marinas que han constituido allí su hábitat, constituyéndose en uno de los más importantes del Mar Caribe.
Dentro del Parque en la Isla de San Martin de Pajarales se encuentra el Oceanario Islas del Rosario, dentro del cual los turistas pueden observar en su ambiente natural una parte de la inmensa riqueza de la flora y fauna del Mar Caribe. Asimismo, podrá visitar el Museo de Vida Marina, en el cual aprende a conocer los principales ecosistemas del archipiélago y la forma como se puede contribuir a la conservación de los mismos.
Los amantes del ecoturismo, del Buceo y del Snorkeling encuentran dentro del Parque Islas del rosario y de San Bernardo un paraíso para la práctica de estos hobbies.
El Parque Isla del Rosario dispone de una buena infraestructura hotelera para aquellos turistas que busquen quietud, tranquilidad y deseen disfrutar durante más tiempo de esta maravilla natural.
Para aquellos visitantes que no disponen de suficiente tiempo, diariamente hay embarcaciones en el Muelle de Los Pegasos en Cartagena que los transportan a las Isla del Rosario y de San Bernardo, así como a alguna de las hermosas Playas que se encuentran en su recorrido para que durante un día puedan conocer, apreciar y disfrutar de uno de los más bellos escenarios naturales de Colombia.

Dentro del territorio del Parque se encuentran entre otros sitios turísticos los siguientes:
Isla de Los pájaros
Isla de San Martín de Pajarales
Isla Palma
Playa Blanca
Laguna del Mohán
Lagunas de Tintipan
Ciénaga de Cholón
El Islote
Isla Maravilla

BIENVENIDO A LAS ISLAS DEL ROSARIO, DISFRUTA SUS BELLEZAS NATURALES Y AYUDANOS A CONSERVARLAS…

                                                  

 

Parque Nacional Tayrona

Es el recreo para los ojos y los oídos. El color azul profundo del mar, el blanco y amarillo de la playa, el verde intenso del bosque y el gris terroso de las rocas, junto con la sinfonía diaria e inconclusa que produce el sonido de las aves y los micos con el golpe de las olas en los acantilados son la natural puesta en escena con la que el parque Tayrona recibe y acoge a los viajeros.

En este lugar, en cuyas 15.000 hectáreas convergen playas de fina arena, humedales, bosques, litorales rocosos, manglares, mar y una delicada zona de arrecifes de coral, producen una sensación de descanso y de lejanía del ruido de la civilización.

Su línea costera, de unos 85 kilómetros de longitud, ofrece decenas de ensenadas, pequeñas bahías y playas, donde a pesar de su aparente tranquilidad se debe tener cautela porque las corrientes de agua y las olas son bastante fuertes y peligrosas.

Algunas de las playas más frecuen-tadas son Palmarito, Neguange, Chenge, Gaicara y Bahía Concha, esta última, el mejor lugar para hacer buceo y practicar deportes náuticos.

Las zonas más conocidas y con mejor infraestructura para el turismo ecológico son Cañaveral y Arrecifes, cerca de la entrada principal del Tayrona (a 34 kilómetros de Santa Marta por la Troncal del Caribe o 41 desde El Rodadero). En esta área es posible conseguir alimentación, habitación y zonas para acampar.

Además, son los puntos donde confluyen los caminos y senderos que unen toda la geografía del Parque.

Cómo llegar Se puede ingresar por dos sectores:
1. El Zaíno, por donde se entra a Cañaveral, está a 34 kilómetros de Santa Marta, a mano izquierda, por la Troncal del Caribe que se dirige a Riohacha. La vía está en buenas condiciones.

2. Palangana, por donde se entra a la zona de Neguange, a 10 kilómetros de Santa Marta, (17 km desde El Rodadero) a mano izquierda, por la Troncal del Caribe rumbo a Riohacha.
La entrada vale 7.000 pesos.

Dónde alojarse
En los sectores de Arrecife y Cañaveral hay zonas de camping y están disponibles los ecohabs (cabañas con capacidad de 4 a 6 personas cuyas características son similares a las construcciones de las viviendas de la antigua cultura Tayrona).

Para hospedarse allí debe hacer reservas en la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales, del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Oficina de atención a visitantes. Teléfonos: en Bogotá: 2431634- 2433095; en Santa Marta, 54 230752, calle 22 No. 2 A 33.

Pueblito
Llegar a Pueblito es encontrarse, a poca distancia de Santa Marta, con un fragmento de historia de la prehispánica cultura Tayrona. Es como hacer un viaje por el tiempo y descubrir cuál y cómo era el sentido de la vida de los indígenas que construyeron, erigieron y vivieron en un lugar de difícil acceso, con unas características arquitectónicas que se asemejan a las de la mítica Ciudad Perdida.

Energía y emoción se sienten en el ambiente cuando se descubren, en medio de un espeso monte, las calles empedradas, los canales que esbozan un antiguo sistema de acueducto, los puentes y las terrazas donde en alguna época se erigieron las viviendas de los aborígenes que aquí vivieron antes de la llegada de los españoles. El canto de los pájaros y el ruido de las ranas sirven de fondo para quien, después de varias horas de camino empedrado, logra ascender y poner sus pies en este poblado precolombino.

Cómo llegar. La única forma de llegar a Pueblito es caminando. Existen dos rutas:

1. Desde el sitio llamado Calabazo, en el kilómetro 20 de la Troncal del Caribe entre Santa Marta y Riohacha a lado izquierdo de la vía, se toma un camino de herradura en un recorrido que en pro-medio dura tres horas.

2. Desde Cañaveral, se camina 45 minutos por un sendero ecológico hasta Arrecifes. Desde este punto, se siguen los casi 15 kilómetros de una ruta de piedras, pura escaleras de roca, que construyeron los antiguos Tayronas. Por esta vía se tiene buena vista de gran parte de la costa del Parque.

Algunos hoteles y guías de turismo en Santa Marta organizan caminatas. Sus precios varían de acuerdo con el plan y van desde los 80.000 pesos hasta los 110.000 mil pesos.

Recomendaciones
No es posible alojarse en Pueblito, ni acampar.
Lleve ropa suave, tenis o botas, sombreo y repelente.
Hidrátese durante el camino.
No corra por el camino de piedra.
Salga temprano en la mañana. Entre las 6 a.m. y 8 a.m.
Vaya con guía. Consulte con los funcionarios del Parque.
Ciudad Perdida

Es difícil no sucumbir ante ese encanto que produce la tentación de ir y conocer la enigmática Ciudad Perdida de los Tayrona, que está en medio de la espesa, tupida y casi impenetrable vegetación que rodea las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

No son muchos lo que pueden contar lo que se siente al llegar a la montaña y encontrar consolidada en la altura esa ciudad de piedra, que hace tan solo tres décadas nadie sabía que existía y que hoy es una de las más imponentes obras de la arquitectura de las culturas prehispánicas que habitaron a Colombia. Estar allá es un sueño.

Descubierta en 1976, en cercanías del río Buritaca. Se cree que fue el principal centro urbanístico, político y económico de la cultura Tayrona. Es un complejo sistema de terrazas, caminos de pie-dra, escaleras en un área estimada de 400 hectáreas. Cuando se está allá, el tiempo es poco para recorrer y entender el significado de esa obra y la magnitud del trabajo que implicó para los indí-genas su construcción. En total son 160 terrazas de diferentes dimensiones, casi 200 manzanas de superficie, acompañadas de 22 anillos de vivienda y una serie de muros de contención de me-dio metro de ancho y un sistema de desagües y cornisas que le han permitido a Ciudad Perdida sostenerse ante los embates de la erosión. Está a 1.100 metros sobre el nivel del mar.

Cómo llegar
El acceso a Ciudad Perdida se puede hacer de dos maneras: A pie y en Helicóptero.
Es necesario contratar un guía, bien sea a través de los hoteles de Santa Marta o las agencias de viajes especializadas que ofrecen el servicio de expediciones. El hotel Irotama, por ejemplo, tiene un nuevo programa para visitar la zona arqueológica denominado ‘Seminario Expedición’.

La expedición terrestre tiene una duración de siete días (tres de ida, uno de estadía y tres de regreso) y se puede hacer por dos rutas: Por la Tagua y por el Mamey. La primera es por terreno irregular y quebrado, y la segunda es más corta en distancia, pero mucho más empinada. En cualquiera de los trayectos el valor promedio de la excursión es de 600.000 pesos.

Por helicóptero el trayecto dura 20 minutos, desde el aeropuerto de Santa Marta. En este momento se encuentra restringida por el impacto ecológico y su precio está en el orden de 4.500 dólares para seis personas.

Dónde alojarse
En el camino están disponibles casas rústicas donde se pasa la noche. También está la posibilidad de pernoctar en las estaciones ecológicas de la Fundación Pro Sierra Nevada de Santa Marta, que cuentan con servicio de baño y alimentación.
En Ciudad Perdida, el Instituto de Antropología ofrece en sus bohíos alojamiento y comida.

Recomendaciones

Viaje únicamente con guías recomendados, existen agencias de turismo certificadas, como Turismerk y otras. Álvaro Fernández es uno de los guías más reconocidos en esta región.

Lleve ropa para clima caliente y frío. No olvide el repelente, mosquitero, sombrero, impermeable, pastillas purificadoras de agua, líquidos y alimentos ricos energéticos para las jornadas de caminata.

Pregunte a las autoridades las condiciones de seguridad reinantes en la zona.
Sierra Nevada de Santa Marta

Cuando se está en Santa Marta, la idea de tener el pico más alto de Colombia tan cerca del mar es suficiente para entusiasmarse y querer subir en busca de sus nieves perpetuas y de la mejor panorámica que pueda existir del horizonte marino. Los geógrafos dicen, con razón, que la Sierra Nevada es la montaña más alta del mundo al lado del océano. Los 30 kilómetros lineales que la separan del caribe confirman tal argumento.

Pero llegar a su cumbre máxima, a los 5.775 metros sobre el nivel del mar, es en realidad un privilegio de pocos. Su acceso es muy complicado, no solo por su irregular y quebrada topografía, que por la variedad de pisos térmicos cobija en su regazo todos los tipos de climas, sino por las difíciles condiciones de seguridad en algunas a sus áreas de influencia.

Es un paraíso en las alturas, de 383.000 hectáreas, que hoy alberga a ancestrales poblaciones indígenas como los arhuacos y kogis, quienes fungen como guardianes de esa riqueza natural llena de riachuelos, mesetas, sabanas, rocas, nieve, aves, peces, mamíferos. La Sierra Nevada de Santa Marta fue declarada por la Unesco como Reserva de la Humanidad y de la Biosfera.

Cómo llegar

Desde Santa Marta se sube en carro, preferiblemente en campero, hasta Minca, desde donde se sigue hacia la estación forestal de San Lorenzo. Desde allí hay que seguir la travesía a pie, con un guía.                                                  

  

 

Los mejores destinos

Buenos Aires:
Con una arquitectura en la que se funden los estilos europeos y la modernidad de new york, la capital argentina es una metrópoli que hay que conocer. Del tango a la opera, la oferta cultural es muy amplia y los paquetes naturales abundan.

Bariloche:
San Carlos de Bariloche o simplemente Bariloche, es una ciudad turística de argentina famosa por sus reservas naturales que incluyen lagos, bosques y montañas, su estilo arquitectónico, y sus destacados centros de esquí.

Iguazú:
Las cataratas de Iguazú, en el parque nacional que lleva su nombre, comparten frontera en tre argentina y Brasil. Están formadas por 275 saltos de hasta 80 metros de altura, y en sus alrededores abundan los senderos ecológicos.

Rio de janeiro:
Desde la estatua del Cristo redentor (una de las siete maravillas del mundo), pasando por las playas de Copacabana e Ipanema, el parque nacional de Tijuca (el mayor bosque urbano del mundo), y el carnaval es un destino obligado.

Machu Picchu:
Patrimonio de la humanidad este santuario inca es considerado al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería su historia y sus paisajes lo convierten en uno de los destinos mas visitados en todo el planeta.

Cuzco
Antiguamente fue la capital del imperio inca y una de las ciudades mas importantes del virreinato del Perú. Patrimonio de la humanidad, se le conoce también como la Roma de América debido a la gran cantidad de monumentos que posee.

Lima
Situada a orillas del océano pacifico, la capital peruana es el centro comercial, financiero, cultural, y político del país, es una de las 20 áreas metropolitanas mas grandes del mundo y es conocida por su excelente gastronomía.

Amazonas:
La amplia paleta de verdes surcada por su rio que a veces parece un mar, sumada a la riqueza biodiversa convierten al amazonas no solo en un pulmón del mundo sino en un santuario natural y un destino que debe ser conocido por todos.

Cartagena:
Entre las tres favoritas de nuestros invitados se destaca la capital de Bolívar, una “ciudad histórica y majestuosa” a la que hay que ir, su centro histórico rodeada de murallas, sus playas y atractivos la convierten en ciudad turística.

Santa Marta:
Emplazada en la bahía de su mismo nombre, es uno de los principales destinos turísticos del Caribe Colombiano. Su ubicación entre la sierra nevada de santa Marta, con las mayores cumbres del país, y el mar Caribe, la hacen única.

4 paraísos para entrar en 2011

Verano en isla Mauricio
En realidad, siempre es verano en el Índico, aunque agosto es el mes más frío y tormentoso del año. Nuestro invierno es su verano, cuando la isla se parece más a esa postal idílica con la que todos soñamos los días grises. Allí acaba de reabrir sus puertas (en noviembre) el Trou aux Biches Resort, tras una reforma completa que ha durado dieciocho meses. Es un hotel amplio, de 337 habitaciones, situado a pie de una de las mejores playas del noroeste de la isla, con opciones para todas las necesidades: para parejas (habitaciones junior suite, algunas con piscina privada, terraza y acceso a la playa) o familias, villas de dos o tres habitaciones que son residencias privadas con las ventajas de tener al alcance de la mano los servicios generales de este gotel de la cadena Beachcomber. No hay vuelo directo, y el paquete con cualquier agencia no suele ser barato (a partir de 2.000 euros), pero todos los sueños tienen un precio.

 

Suiza: glaciares, esquí y Churchill
La postal blanca no puede faltar entre los planes de fin de año. Nos vamos al glaciar Aletsch para descubrir una lengua de hielo de veintitrés kilómetros. Es una autopista blanca que zigzaguea entre las altas cumbres del conjunto de montañas Jungfrau-Aletsch-Bietschhorn, en el sur de Suiza. Desde el mirador de Bettmerhorn, a tres mil metros de altura, este inmenso glaciar alpino se nos antoja una especie en peligro de extinción. Los glaciares son masas de hielo formadas por la compactación de la nieve. Un bellísimo prodigio de la naturaleza, incluido por la Unesco en su listado de Patrimonio de la Humanidad. En los alrededores, las estaciones de Zermatt o Sass Fee. Y para dormir, el Pro Natura Zentrum Aletsch alquila las habitaciones de la residencia Cassel, donde se alojó Winston Churchill. En las afueras de Riederalp.

 

Un crucero en los Mares del Sur
El Pacífico Sur (Tahití, Moorea, Bora Bora), el paraíso al que huyeron exploradores y navegantes como James Cook o pintores como Paul Gauguin, es otro de esos horizontes que merece la pena ver al menos una vez en la vida. El Royal Princess, un barco pequeño, de 710 pasajeros, realizará trece cruceros por esta zona hasta la primavera de 2011. Uno de ellos sale el 29 de este mes del puerto de Papeete, con once días de navegación por delante. La Penthouse Suite con balcón cuesta 3.699 euros, aunque también se pueden encontrar camarotes con balcón desde 900 euros por persona (más 279 euros de tasas). El viaje incluye dos días completos en Bora Bora.

 

El barco más grande del mundo
Acaba de salir de los astilleros y de ser inaugurado oficialmente en Miami. El Allure of the Seas, de Royal Caribbean, es el nuevo crucero más grande del mundo, con 16 cubiertas, capacidad para 5.400 pasajeros en 2.700 camarotes y organizado en siete vecindarios diferentes. Este barco alternará itinerarios de siete noches en el Caribe occidental (con escalas en Haití, Jamaica y México) y el Caribe Oriental (con paradas en Bahamas, St. Maarten y St. Thomas) con salida desde Port Everglades en Fort Lauderdale, Florida. El fin de año estará en el Caribe oriental.