Que empacar para la Luna de Miel

Origen de la luna de miel

El origen de la luna de miel tiene varias versiones, entre ellas están por ejemplo la proveniente de Babilonia, hace más de 4000 años, donde el padre de la novia le daba al novio toda aquella cerveza de miel que pudiera beber durante un mes (una luna).

Entre los romanos, la madre de la novia dejaba en la alcoba nupcial cada noche durante un mes o una luna, una vasija con miel para los recién casados.

Se dice que fueron los Teutones en Alemania, quienes comenzaron con esta tradición; ellos celebraban sus bodas solamente bajo la luna llena y luego del evento, los novios bebían licor de miel durante los 30 días posteriores a la boda.

Este período entonces llegó a conocerse como Luna de Miel.

PoR otro lado se dice que la expresión “Luna de Miel”, data del siglo XVI, es de origen escandinavo y viene de una antigua costumbre de Europa septentrional, que significa “el primer mes” o “la primera luna” después de la boda. Durante este período, los novios acostumbraban tomar hidromiel, bebida elaborada a base de vino y miel que aumentaba la fertilidad.

Así también para la comunidad septentrional de Europa, la luna de miel significaba aislamiento, ya que cuando un hombre de este lugar secuestraba a una joven de un poblado cercano, éste era obligado a ocultarla durante un tiempo; el único que sabía donde estaba era el “padrino”. Cuando la familia de la novia dejaba de buscarla, el hombre regresaba a su poblado. Por otro lado las parejas recién casadas, tenían tantas obligaciones cotidianas que les era imposible pasar algunos días o semanas disfrutando de un viaje y de su pareja. Caso totalmente contrario a como es hoy.

Hoy en día la luna de miel, es algo totalmente diferente, ahora suele consistir en un viaje a algún lugar romántico y, a menudo, lejano y exótico; es uno de los momentos más esperados y placenteros para los recién casados, en el cual se aíslan para iniciar su vida matrimonial.

Como organizar la luna de miel

luna-de-miel(1)La luna de miel, es el momento en que ambos comienzan a convivir y adaptarse como pareja en todos los sentidos, para que este inicio a la vida matrimonial sea todo un éxito, se debe organizar con alguna anticipación, para ello debe tomar en cuenta las siguientes sugerencias:

Deben analizar su situación económica para saber si estan en condiciones de llevar a acabo ese viaje, en México hay excelentes lugares sin tener que hacer un gran desembolso.

Entre seis a cuatro meses antes de la boda, es el momento ideal para ir planeando el viaje de Luna de miel, no lo dejen hasta el final.

Acérquense a una agencia de viajes para que los asesore y si es posible consideren varias alternativas. Si tienen poca experiencia en viajes, tal vez sea mejor elegir alguno de los maravillosos destinos con que cuenta México, ya que los viajes al extranjero son recomendables para las parejas que tienen más experiencia.

Que empacar para la luna de miel

Para que ese viaje tan esperado por los dos, sea perfecto; deben con anticipación planear todo lo que van a necesitar, así evitarán andar con prisas y que olviden algunas cosas importantes. Estos consejos de lo que deben llevar en su maleta, les pueden ayudar.

  • Prepara lo que vas a necesitar y luego guárdalo en la maleta.
  • Elige conjuntos elegantes y de una vez los zapatos y accesorios, con que los vas a combinar.
  • No empaques demasiadas cosas, inclínate por la ropa cómoda que puedas combinar y mezclar. Recuerda meter los shorts y los trajes de baño.
  • Llévate a tu luna de miel, ropa que te quede bien y te haga sentir bien.
  • Dentro de lo accesorios, incluye aretes brillantes y sandalias con correas para esas cenas románticas, que seguramente tendrás.
  • Es también necesario llevar tenis y una gorra, para las actividades de día.
  • Llévate una maleta de día, donde puedas guardar mapas, guías, cámaras, cartera y botellas de agua, son muy útiles en caso de salir a turistear.
  • Acuérdate de empacar protector solar, repelente de insectos, crema y pilas extras, además de un estuche de costura para viajero y un botiquín de primeros auxilios.
  • Llévate una bolsa plegable, donde puedas guardar tus compras, recuerdos y regalos de bodas.
  • Empaca algunos accesorios para crear un ambiente románico con tu pareja, como tus CDS favoritos, aceites y lociones, velas y alguno que otro jueguito.
  • La lencería es imprescindible para tu viaje de bodas, aquí algunos tips de lo que debes llevar.
  • Empaca artículos de aseo y artículos valiosos en tus maletas de mano, solo en caso de que una de tus maletas se pierda en el trayecto.
  • A tus maletas ponles por fuera y por dentro tu nombre, domicilio de tu casa y dirección de tus vacaciones.
  • Sácale copia a tu pasaporte y documentos importantes y haz una lista de tus tarjetas de crédito y números de cheques de viajero. Guarda esas copias y la lista en un lugar seguro y deja una copia con tus amigos y familiares.
  • Distingue tu equipaje con un listón o etiqueta de color.
  • Asegúrate de poner tus boletos de avión, confirmación de hotel, pasaporte y documentos de viaje, en tu bolso de mano o donde te asegures de no olvidarlos.

Ya tienes todo listo, ya solamente te queda por esperar el día y disponerte a disfrutar del lugar y tu pareja.

Que contemplar con la agencia de viajes

Para evitar desencantos o disgustos sobre el viaje de luna de miel, es mejor que antes de contratar el servicio en la agencia de viajes, hagan las siguientes preguntas:

  • ¿En que consiste un paquete todo incluido?
  • pregunten si las propinas ya están incluidas en el paquete.
  • ¿Cual es la fecha límite en que será respetado el precio del hotel y el avión?.
  • La categoría del hotel que les ofrecen.
  • Consulte si el paquete por el que están interesados, dice alimentos incluidos y a que se refiere.
  • Pida folletos del hotel y el lugar donde se hospedarán y pregunte sobre el precio que tiene cada noche extra en el hotel.
  • Pregunte las distancias que hay del hotel a algunos lugares como por ejemplo el centro de la ciudad y que tan seguros y baratos son los servicios de taxi en esa zona.
  • También es necesario consultar sobre el clima predominante del lugar a visitar.
  • Infórmense sobre el tipo de ropa que se deben llevar al lugar.
  • Es también importante saber sobre el idioma que se habla en el lugar a visitar.
  • Pregunten a la agencia de viajes, si ellos se puede encargar de sus pasaportes y visas, en caso de necesitarlas para el viaje.
  • Asegúrense de que este confirmado su vuelo, reservación y renta de auto, en caso de haberla solicitado.

 

El lugar perfecto para la luna de miel

El viaje de luna de miel es único y especial para la vida de la pareja, por lo tanto, vale la pena invertirle un poco más de tiempo y dinero en su planeación.

Destinos turísticos

Existen tantos sitios por conocer y disfrutar que a veces no se sabe a donde ir. Un buen lugar para su luna de miel, sería aquel que ninguno de los dos conozca, pero que sea acorde a los gustos de cada uno, es decir si uno de los dos prefiere un viaje tranquilo donde poder visitar museos, zonas arqueológicas y al otro le gustan las emociones fuertes o practicar deportes acuáticos, tendrán que decidirse por uno en donde haya de todo un poco para poder combinar sus gustos.

La mayoría de las parejas se deciden por las playas para su viaje de bodas, afortunadamente en nuestro país hay mucho de eso.
Las playas de México son perfectas y de lo más variadas, desde aquellas que están alejadas del bullicio y casi vírgenes como Playa del Carmen o Huatulco, o las que se destacan por su vida nocturna, llenas de restaurantes, bares y discos como Acapulco, Cancún, Cozumel, Veracruz, Mazatlán, Puerto Vallarta, Manzanillo, Ixtapa – Zihuatanejoo Los Cabos.

De igual manera también hay bastantes opciones para quienes buscan algo diferente, más tranquilo pero igual de divertido, que tal visitar algunas ciudades coloniales, conocer sus historias, leyendas, pasear por sus románticas callejuelas empedradas, por lo tanto Guanajuato, Zacatecas, Oaxaca, Morelia, San Luis Potosí, San Cristóbal de las Casas, Mérida o San Miguel de Allende, son excelentes sitios.

Para las parejas que viven en cuidades pequeñas y les gustaría conocer grandes ciudades, pueden planear su viaje de luna de miel a Monterrey o Guadalajara y sus alrededores, o el Distrito Federal para conocer sus museos, sus galerías, su vida nocturna, las zonas arqueológicas aledañas, etcétera.

Hotel

En cuanto al hotel, hay algunos que aunque no son muy grandes y lujosos, se distinguen por los detalles de su construcción, los servicios y la calidez que ofrecen, el costo puede ser más alto que en otro sitio más comercial, pero por el servicio que dan, vale la pena, algunos de ellos son :algunas haciendas en Yucatán como la Hacienda Katanchel, La Casa de la Marquesa en Querétaro, El Villa Montaña en Morelia, El Maroma cerca de Cancún, los hoteles Quinto Real en Zacatecas,en Acapulco, Huatulco, Guatemala, o Tamarindos en la Costalegre de Jalisco.

Para las parejas que cuentan con un presupuesto más amplio y planeen hacer su viaje de luna de miel al extranjero, estan la Unión Americana con lugares divertidísimos y muy interesantes como Boston, Nuevo Orleáns, Orlando, Miami o Nueva York. O bien hay otros países que pueden visitar como Argentina, Canadá o Chile, y si el presupuesto es más amplio todavía, pueden hacer un viaje al continente europeo o asiático.

Sea un lugar u otro, la luna de miel puede ser tan disfrutable como la pareja quiera y este dispuesta a hacer de ese momento inolvidable.

This entry was posted in tips.