Isla Providencia

Playas vírgenes de arena blanca, hermosas aguas cristalinas, alegres Caribeños viviendo en una isla montañosa y selvática, viajar a Providencia en el Mar Caribe es todo un privilegio. Con una población de tan solo 5000 habitantes, una docena de pequeños hoteles y una tierra hermosa sin explotar, la Isla de Providencia es el vivo ejemplo de como fue el Caribe de antaño.

La mayoría de las Islas en el Caribe han sobre explotado sus recursos y con ello han perdido gran parte de su cultura, hoy están sobre-pobladas por costosos hoteles, que han destruido su esencia y han relegado la cultura Caribeña. Un caso aislado en el Caribe sigue siendo la Isla de Providencia en Colombia que ofrece un viaje más especial y único. La viva muestra de como fue el Caribe antes de ser invadido por turistas y comerciantes – maravilloso, relajante, amigable, vibrante y apasionante.

El turismo en Providencia sigue siendo muy escaso, esto se debe principalmente a su remota ubicación en el Caribe. La mayoría de turistas que viajan a Providencia lo hacen por sus hermosas playas de arena blanca además de la tranquilidad del Mar Caribe. En el año 2000 la UNESCO proclamo la Isla de Providencia y Santa Catalina como Reserva Mundial de la Biosfera “SeaFlower” debido a su inmensa riqueza natural. Con esta proclamación se garantiza la protección de los paisajes, los ecosistemas y las especies además de fomentar un desarrollo social y económico sostenible permitiendo hacer uso racional de los recursos de la isla.

Los que viajan a Providencia se encontrarán con la tercera más larga barrera coralina del mundo, los 255 kilómetros cuadrados de esta barrera coralina hacen de la isla un sueño para los amantes del buceo y los ecosistemas marinos.

El viajero disfrutará de la tranquilidad de sus playas, practicando el snorkel o admirando la vida marina en estas aguas cristalinas, internándose en la selvá, viviendo una de las mejores experiencias de buceo del mundo, escuchando las aventuras de piratas que se han vuelto leyenda en la isla o simplemente disfrutando de un coctel a ritmo de reggae en una playa acompañado por la brisa marina. Quienes visitan la más romántica y vibrante isla del Caribe Colombiano siempre vuelven. Viaje a Providencia – Providencia es Pasión!