Jardín (Antioquia)

Desde Medellín, hay que dirigirse a la Terminal del Sur, y comprar un tiquete (buses salen cada hora en la mañana) a 16 mil pesos colombianos. Tres horas de viaje por una carretera sinuosa, lo llevarán por el río San Juan, y el Cerro de Tusa a la izquierda, una pirámide que pareciera la inspiración para la montaña detrás de Juan Valdez y la mula Conchita y finalmente a su destino final, el que se avista gracias a las torres de su iglesia que sobresalen por encima del resto del pueblo.

Iglesia de Jardín (Antioquia)
La plaza de Jardín está llena de mesas, sillas, bancas, rosas y fuentes. Al frente está la Iglesia, enorme, altísima, imponente en sus piedras oscuras con juntas blancas, que me contaron que fue construida con bloques de piedra dotados por todos los miembros de la comunidad. En aquella época, el sacerdote trazó las calles en cuadrícula y estableció que quería una iglesia barroca, así que como penitencia a los pecados de aquellos que llegaran a confesión, tendrían que llevar piedras a la iglesia para su construcción. A la derecha está la Casa Museo de la Cultura “César Moisés Rojas Peláez” con su historia y sus antigüedades. Por las calles que recorrí vi docenas de hoteles y posadas, cada una más adorable que la anterior: con sus corredores, sus begonias, sus patios y fuentes. Lugares para hospedarse es lo que sobra en Jardín, sobre todo porque no vi la cantidad de turistas y viajeros que he observado, por ejemplo, en Santa Fe de Antioquia.

Casa del Dulce de Mariela Arango Jaramillo
Una de las paradas obligatorias en Jardín es la Casa del Dulce, de Mariela Arango Jaramillo, a unas cuadras de la plaza. En esta casa tradicional hay una fábrica de mermeladas, dulces, bocadillos, jaleas, bombones, conservas y un yogurt natural con frutas que me contaron que estuvo delicioso. La dueña estaba atendiendo, y nos contó sobre la historia de la fábrica y cómo el negocio ha crecido. Yo probé la mermelada de pétalos de rosa, el arequipe de arracache, de cidra, de chocolate, de café, los bocadillos de uchuva, de mango, panderos, galletas y jalea y compré bocadillos y un dulce de gengibre maravilloso y picante. Lo mejor es almorzar y luego venir acá por el postre.

Boleto para viajar en La Garrucha
Con el botín en mano nos lanzamos a la aventura de la garrucha, un sistema de transporte por cable aéreo que para los citadinos nos pareció un metrocable con más adrenalina. Arriba hay una tiendita y bar, pero no está abierto en las tardes por lo general. Sin embargo, cuando llegamos veintitantos viajeros, aprovecharon la oportunidad comercial y la abrieron. La vista desde allá arriba es extensa, todo Jardín yace frente a uno, y atrás del pueblo se ven las montañas que serían el destino de la caminata el día siguiente a la Cueva del Esplendor.

Alto de las Flores, Jardín (Antioquia)
El recorrido para llegar a La Cueva del Esplendor es un espectáculo fabuloso, y la cueva se merece el nombre. Para llegar a ella se puede ir a caballo en un tour que se puede solicitar en el pueblo, o a pie por un camino de herradura con un guía.
Decidimos ir en carro hasta el Alto de las Flores, desde donde se divisó por primera vez Jardín y se decidió que sería un lindo lugar para un pueblo, y de ahí comenzamos el recorrido de 3 horas hasta la cueva. La primera parte es muy pendiente, pero después se nivela y uno puede disfrutar del paisaje mientras camina por una ruta muy bien mantenida. Cuando uno llega a un morrito con una casa grande en medio de ningún sitio es que ha llegado. A veces la señora tiene yogurt natural que vende a los viajeros: vale la pena preguntar. También alquila una habitación para dos personas, pregunten en el pueblo por esta posibilidad.
La bajada a la cueva es a través de rappel según me han contado otros: nosotros lo hicimos sin cuerdas, agarrados de las raíces, ramas y piedras a un lado de la quebrada. Se nota que es una conocida ruta para los locales, puesto que las ramas y raíces ya se ven despejadas de tierra y pulidas de tantas manos que las han usado para asirse de ellas. Unos pasos más y de pronto te encuentras frente a una enorme pared de piedra cubierta de musgo por donde corre el agua y más allá está la entrada a la cueva.

Cueva del Esplendor
La cueva consiste en una cámara excavada por las fuerzas hidráulicas de una cascada que a través del tiempo creó un boquete en el techo de la cueva y la atraviesa. Como sabemos, el agua transmite luz, así que la luz del sol entra a la cueva a través de la columna de agua que cae sobre una helada poza. A un costado hay una piedra grande desde donde una docena de niños y jóvenes se estaban lanzando en clavados, bombas y panzazos a la gélida agua para diversión del resto de nosotros.
Como nota graciosa, yo tomé muchas fotos, pero todas me salían con unas molestas manchas blancas. Limpiaba y limpiaba el lente y nada. De pronto un chispazo de genialidad cayó sobre mi y apagué el Flash. Santo remedio, fotos impecables

Camino de regreso
Una vez que uno sale de la poza, hay que regresar al morrito con la casa subiendo por la caída de agua. Por suerte la subida es más fácil que la bajada. Después seguir a la derecha, subir y subir hasta la parte más alta del recorrido. De esta segunda parte no tengo muchas observaciones y apenas una foto. Esta parte del viaje no es para ver paisaje, hay que estar pendiente de donde pone uno los pies para no torcerse los tobillos o caer, sobre todo si tienen la misma gracia natural con la que yo nací. A mi se me atravesó una piedra y la partí a punta de rodillazos, así que se imaginarán el ánimo con el que continué el camino. Cuando se ve la última cruz que marca la 12va estación del ViaCrucis considere que casi ha llegado. Dos horas y media a tres horas dura el decenso a buen paso, bajando una escarpada pendiente lo más rápido que me dejaban mi rodilla, el barro, la laja suelta y la lluvia. Finalmente llegamos a la calle que lleva hacia el pueblo y poco después la finca, donde una ducha caliente y ropa seca fueron la orden del día.
Al día siguiente con costos podía mover las piernas con sus músculos adoloridos y golpes. Pero, ¿Saben? Ya estoy planeando mi segunda ida a Jardín. Con caminata otra vez y todo.
El resto de las fotos y otros videos los pueden encontrar por acá.La foto panorámica de Jardín fue tomada y creada por Patton y la puede ver en maravillosa resolución haciendo click acá.